miércoles, 3 de febrero de 2010

¿ESTÁS SEGURO DE QUE TE APETECE VER UNA PELI? (Marc F., Jorge S., Doctor R., Mario R., Daniel P.)

Últimamente, como jóvenes chavales cineastas que somos; con ganas de salir, pasarlo bien, y sobretodo pasarnos por algún que otro cine de nuestro alrededor a ver alguna que otra película. Viendo la cantidad tan elevada de Films de escasa originalidad y calidad, como la típica basura americana de “chico conoce a chica” o de cine español, que no llegan ni a la altura del betún, a excepción claro de casos muy concretos, véase la última gran obra de James Cameron, nos formulamos la siguiente pregunta, ¿Cual fue la ultima obra maestra del cine que vimos? Y como no, esos recuerdos forman parte ya de un pasado bastante remoto, que afirman que, evidentemente no estamos en la época dorada del cine. Y cambiando la pregunta, para facilitarnos las cosas, quisimos recordar, algunas de las peores películas que hayamos visto en estos últimos años. Quizá nos dejemos algunas tales como la saga Crepúsculo. Aun así, ahí tenéis las candidatas.


MENTIRAS Y GORDAS: Hemos de estar de enhorabuena con los productores de cine Español, ya que han conseguido algo que no había conseguido nadie en la historia del cine, legalizar una película porno para menores. ¿A quien no se le quedaron los dientes largos cuando anunciaron que los “actores” de nuestras series favoritas: física y química, el internado, etc. iban a protagonizar una película? la cual contaba lo que sería la vida desde el punto de vista de un adolescente perdido y que representaba un caso ejemplar de fracaso escolar. Claro, nuestros queridos pre adolescentes, no dudaron en llenar las butacas de los cines españoles, ansiosas por ver a sus ídolos en pantalla y dispuestas a escuchar las historias de aventuras amorosas que quedaban perfectamente plasmadas en los corazones de los jóvenes. Cuando, de repente, empieza. Y lo único que observan sus miradas inmaduras es al príncipe azul de todas las jóvenes soñadoras, intentando perpetuar la especie, sin éxito alguno, con una jovencita, que parecía dulce e inocente, en los servicios públicos de una discoteca. Ah, se me olvidó decir que esta película es una mezcla de géneros. Si, si, de cine X y documental, sobre drogas, ya que encontramos a estos carismáticos personajes dialogando tranquilamente, sobre los diferentes tipos de droga que podamos encontrar por estos lares, a un precio reducido. Para que los más pequeños puedan anotar en su libreta mental, lo que debemos aprender de los más mayores. Pues ala, ahí tenéis una muestra potencial de lo que podemos hacer los españoles en el mundo del cine, y otro motivo mas para olvidarnos de algo tan absurdo como la piratería.


HIGH SCHOOL MUSICAL: Quizá se le debería cambiar el nombre por el de “utopía para los americanos ricos”, pero en fin. Bueno, después del éxito que ha tenido esta saga he decidido comentarla desde mi punto de vista. Se trata de una “película” bastante cansina. Tiene un guionista que le deben dar un gran premio por su original propuesta en que todo lo que ve el espectador se lo sabe desde el primer segundo de película. Gran trabajo el suyo.
Ni los números musicales ni las canciones que hay me parecen dignos de destacar porque son aburridos y penosos. Es muy previsible y los protagonistas están un poco bastante flipados
En fin, analicemos a los 2 protagonistas principales:
- Troy Bolton: El chico deportista, carismático, alegre y protagonista de la saga. Novio de Gabriella Montez, mejor amigo de Chad Danforth y muy popular en "East High School". El es el capitán del equipo de baloncesto de su escuela llamado "Wildcats" y es considerado muy apuesto por la mayoría de las chicas. Su pasión secreta es cantar, pero debido al temor que siente de que dirán los demás, especialmente su padre y sus amigos, en un principio no quiere hacerlo. Típico guaperas de turno que lo único que aporta son más seguidoras.
- Gabriella Montez: Es una chica tímida, inteligente, alegre y protagonista de la saga. Al llegar a East high es muy tímida e insegura, pero empieza a confiar en si misma cuando conoce a Troy y empieza a cantar. Ella es muy inteligente y siempre tiene las mejores calificaciones por eso se une al decatlón académico de su colegio. Es igual de cobarde que el personaje de arriba. Además, me estoy dando cuenta de que este distintivo de “personaje” le viene que ni pintado. Conforme avanza la saga se vuelve más abierta y extrovertida con sus demás compañeros. Es novia del personaje de antes, cosa que nadie suponía al ver el principio de la primera película, ¿verdad?
En definitiva, se trata de una película que te hace sentir como un tonto cuando la estás viendo en el cine, porque te da a pensar: ¿y para esto he pagado yo siete euros? En ese momento no te consuela ni una palomita...
Aun así, si te gustan las películas graciosas, te recomiendo esta sobre todo, te partirás de risa.


DRAGON BALL EVOLUTION: Tras haber crecido viendo la serie, uno espera ver una película que le haga honor y tras verla he de confesar que no ha sido mala, ¡ha sido muchísimo peor! Jamás en mi vida he querido tirar una película a los 15 minutos de que empezara, pero esta abominación ha sido tan extremadamente penosa, injusta y aburrida que me ha hecho querer vomitar.
Sobre todas las cosas que me han parecido penosas, destaca una en especial: el guión y solo puedo decir una cosa, Ben Ramsey
, te has lucido macho. Si queréis ver una película de Bola de Dragón simplemente ver una cinta de anime, porque lo único que comparte esta peli con la serie es el nombre...y ni eso porque "para quedar bien" y justificar las diferencias con el original (que es prácticamente la peli en su totalidad) han terminado por bautizarla como Dragon Ball Evolution. ¿Qué es eso de evolución? Señor Ramsey, creo que te has equivocado de serie y te has puesto a ver los Pokemón.
Entrando ya en materia, la historia de la película en cuestión pierde todo el encanto del anime para convertirse en una historia llena de clichés, donde el protagonista (americano por supuesto) se las da de machote para impresionar a la chica de turno y recuperar las bolas de dragón. Un Goku (Justin Chatwin) que va al instituto (sí, habéis leído bien) y que se dedica a abrir las taquillas con la fuerza del Ki. Además se meten con él...sí, sí...los matones del instituto se meten con Goku pero como le prometió a su abuelo (que por cierto en el cómic fue asesinado por él mismo en su forma de mono y no por Piccolo como se muestra en la película) que no iba a usar la violencia, se deja humillar. Pero su suerte cambia y es justo cuando empieza a repartir mamporros, cuando la chicha que le gusta Chichi se fija en él. Bravo.Pero no son sólo estas "pequeñas" diferencias que se aprecian en la peli, resulta que hace 2000 años, los dioses se dieron de palos, los malos perdieron y Piccolo (James Marsters), que es el malo de la peli, fue encerrado por todo este tiempo. Ahora ha sido liberado y quiere venganza, por lo que busca las siete bolas de dragón para poder aniquilar a la raza humana. Al igual que en el cómic, el abuelo de Goku tiene una de las bolas, por lo que Piccolo le da de mamporros al anciano matándole, mientras que Goku está pavoneándose con Chichi en una fiesta. El chico vuelve, se enoja levemente ante el cadáver de su abuelo, y se va tan pancho con una Bulma (Emmy Rossum) para encontrar al maestro Mutenroshi (Chow Yun Fat
) y de paso encontrar las bolas e impedir que Piccolo pueda hacer realidad su deseo. Mutenroshi se encarga de preparar a Goku para la confrontación final, enseñándole el Kamehameha. Espera, ¿he dicho enseñarle?...simplemente le dice "anda, concéntrate chaval y listo, práctica que me voy a la cama". Ahí es cuando Goku se las ingenia para aprender la técnica y así plantarle un morreo a Chichi....¡Uaaa, señor Ramsey creo que aquí nos has ganado a todos y vamos a estallar en aplausos ante semejante ingenio! En resumen, es una triste y patética imitación, que apenas guarda similitudes con el original y no vale ni tan siquiera para pasar el rato.


AMERICAN PIE: La saga American Pie comenzó en 1999, generando millones de dólares de beneficios. Su temática se centra, básicamente, en la relación de los adolescentes con el sexo, tratado siempre desde el humor. No os asustéis, lo malo de esta saga comienza con la cuarta película.
La saga tuvo mucho éxito hasta la tercera entrega, en la que se mantuvo a los cuatro principales personajes y su historia. Todo el que haya visto tanto American Pie 1,2 ó 3 recuerda a Jim y sus cagadas, o a Stiffler y sus salidas de tono.
Sin embargo, y como parece ser normal en Hollywood, la saga se prolongó hasta la séptima entrega.
Algo que hizo que la saga mundialmente famosa y admirada por jóvenes, pasase a ser una saga mediocre. Y es que el afán repetitivo respecto a la temática de la película ha acabado convirtiendo las sucesivas secuelas en un aburrimiento y un derroche de dinero para absolutamente nada.
El guión de las películas posteriores a la tercera entrega es, hablando mal y pronto, una porquería. Se puede decir que prácticamente el guión es inexistente. En estas secuelas, sigue apareciendo un miembro de la familia Stiffler. (Parece ser que los guionistas no se dan cuenta que Stiffler solo hay uno, y ese es el Stiffler original).
Aun así, estas secuelas tienen sus momentos, pocos, pero se agradecen después de semejantes bazofias.
En conclusión, las entregas American Pie 4, 5 y 6 deberían verlas personas que no tengan nada mejor que hacer, o personas que quieran ver torsos femeninos sin recurrir al porno.


MUTACIÓN: Gran película, de seguro adorada por los fans de toda mezcla insecto-hombre, puesto que en esta película, veremos al señor Mosquito-Man.
El elaborado trasfondo de este personaje se basa en un reo sobre el que hacen experimentos radiactivos... (¡No! ¡¡Se parece a HULK!! ¡¡Radiactivo-man!! ¡¡Hombre de Arena!! ¿Cómo puede ser?). El señor reo, tras unas negligencias gubernamentales, acaba en la calle transformado en mosquito gigante. Sí, no vuelva la vista, ha leído bien, un mosquito gigante. En el resto de la película podemos observar las andanzas del joven villano que protagoniza una cruzada contra los viandantes, clavándoles su gran aguijón y dejándolos secos. Pero no todo es maldad en el film, existe un “héroe”, en este caso heroína, que estuvo en la misma sala que él, pero casualmente ella no mutó tan brutalmente. La mutación de la mujer consiste en un instinto de mosquito que le impulsa a beberse a las personas que la rodean (esto promete), así que vemos en ella la constante lucha entre sus instintos “mosquitoides” y su racionalidad humana de no comerse a las personas.
Próximo el final de la película, cuando el espectador piensa que la película no tiene sentido (lógicamente) a la heroína se le ocurre atraer sexualmente (como lo pueda hacer un mosquito) al villano, tendiéndole una trampa en un hospital, para más tarde rociarlo con Kill Paff.
En el desenlace de esta obra maestra, el mosquito liquida a varias unidades de guardias, policías e incluso a un escuadrón entero de S.W.A.T. pero más tarde, cae abatido por un disparo certero de la “heroína”, finalizando de manera original las aventuras de Mosquito-Man.